AFAME

FAMILIARES Y ENFERMOS DE ALZHÉIMER Y OTRAS DEMENCIAS DE MOGUER Y SU ENTORNO

Acerca de nosotros

 ¿Quiénes trabajamos en AFAME?

Vanesa Conde Pelarda. Soy de Moguer y tengo 31 años. Al acabar bachillerato de ciencias de la Salud, estudié dos ciclos. Soy técnica de Farmacia y Auxiliar de Enfermería. En el año 2010 seguí completando mi formación con un curso de atención especializada en enfermos de Alzhéimer y realicé las prácticas en Afame. Ese fue mi primer contacto con la Asociación. A partir de ahí, estuve cubriendo bajas y vacaciones, hasta que a finales del año 2011 me incorporé de forma continua.

¿Mis motivaciones para seguir en Afame? Muy fácil, trabajar con este colectivo me llena, el cariño que damos es directamente proporcional al que recibimos, es un trabajo muy humano.

Ana María Da Palma Vaz. Soy de Moguer y nací en el año 1971. Estudié Auxiliar de Enfermería, celadora y tengo múltiples cursos sobre Alzhéimer y otras demencias, actualmente sigo formándome como profesional. Desde el año 2005 trabajo con personas enfermas de Alzhéimer, porque tenía una famiilar que estaba en los talleres de psicoestimulación cognitiva y creí conveniente cualificarme en este sector. En el año 2006 reunimos a un grupo de familiares a los que incitamos a crear la asociación Afame, con los que formamos la junta directiva, en la cual tuve el cargo de vocal. Desde entonces trabajo en la Asociación.

¿Qué ha significado Afame para mí? Una lucha constante y una superación día a día. En todo este tiempo hemos pasado por malas y buenas experiencias, pero seguimos luchando con un fin en común: ellos. La motivación de seguir en Afame es ver cada día la alegría con la que llegan los usuarios y usuarias y el cariño con el que te besan, a pesar de que la enfermedad vaya avanzando su mirada y su sonrisa no tienen precio. Hay personas que no entienden cómo puedo trabajar en este colectivo, y yo siempre digo: " a mí me encanta mi trabajo por muy duro que sea".

Giovanny Ardila Silva. Nací en Colombia, pero he vivido en España quince años. Me he formado en Teología y Filosofía, en Madrid durante tres años, y posteriormente me licencié en Psicología en Bogotá (Colombia) en el año 2006. Luego de volver a España trabajé con población infantil y juvenil en residencia de menores y con personas con discapacidad intelectual y con enfermedades mentales durante ocho años.

Mi acercamiento a las personas con EA y otras demencias llegó con el diagnóstico que recibió mi madre en el año 2008 cuando le informaron que sus fallos de memoria continuados y la depresión que sufría eran síntomas probables de Alzhéimer. Mi madre siempre fue una mujer muy activa, pero de un momento a otro no quería salir de casa, se le olvidó cómo cocinar y los fallos de memoria cada vez eran más evidentes. Recuerdo una vez que la llamé desde España como lo hacía con frecuencia, pero en esa ocasión me preguntaba una y otra vez por mis hijos sin acordarse, que acababa de contestarle que ellos se encontraban muy bien y que ya iban al colegio. Desafortunadamente en Colombia, en esa época, existían pocos centros y pocos recursos destinados a atender a las personas con Alzhéimer, por lo que la enfermedad de mi madre avanzó de manera acelerada.

Al poco tiempo conocí dos AFAs de la provincia de Huelva, la de Gibraleón y la de Moguer, y me enteré que en ellas trabajaban mediante la estimulación cognitiva para retrasar el avance del Alzhéimer y otras demencias, y para mejorar la calidad de vida de las personas que las padecen. Sentí un gran interés en trabajar en ellas, en parte, en recuerdo de mi madre que no tuvo la oportunidad de recibir este tipo de tratamientos. Empecé como voluntario en el AFA de Gibraleón y con algunas horas de contrato y al poco tiempo me vinculé también a Afame.

Hoy en día me siento orgulloso de trabajar como Psicólogo en Afame y de poder contribuir, junto con mis compañeros y compañeras de equipo, a que la enfermedad de Alzhéimer y otras demencias no signifiquen el olvido de quienes las padecen. Por ello, contribuyo a diseñar con ilusión cada uno de los talleres que se imparten en el centro, sabiendo que las personas que atendemos van a recibir el tratamiento y el cuidado que mi madre no pudo recibir.

Bella Angélica Palma Morgado. Nº Colegiada 5973. Especializada en Fisioterapia Neurológica. Mi experiencia y formación están enfocadas en el paciente neurológico adulto y en el campo de la geriatría. Empática y muy sensibilizada con la discapacidad. Trasmito mi vocación en el trabajo diario, vinculada desde mis inicios con el mundo asociativo y comprometida con la filosofía colaborativa de todas aquellas entidades de las que he formado parte. Abogo por una formación continua y actualizada, reflejo de mi inquietud por seguir creciendo profesional y personalmente. Trabajo desde la individualidad y centro mi actuación terapéutica buscando la máxima funcionalidad en el paciente.

Desde el área de Fisioterapia, enmarcada dentro del equipo multidisciplinar, se trabaja realizando una exhaustiva y completa valoración inicial del usuario/a tras la cual se elabora un plan de actuación y seguimiento fisioterápico, que siguen como objetivo principal mejorar la calidad de vida de nuestros mayores. A través de abordajes individuales y ejercicio terapéutico grupal, se busca mantener la máxima independencia funcional, preservar las capacidades motoras y psicomotoras conservadas el mayor tiempo posible y potenciar aquellas en proceso de deterioro; prevención de lesiones y caídas, que constituyen uno de los mayores factores de riesgo en el anciano por su deterioro en la marcha y equilibrio, junto con la pérdida de masa muscular y capacidad funcional; así como el manejo del dolor. La orientación a familiares y/o cuidadores, se considera una vía de información fundamental para la continuidad y el impacto del tratamiento en el domicilio, evitando el inmovilismo.

"La fisioterapia sumada a estilos de vida activos, favorece el envejecimiento saludable"

Belén Hernández Gómez. Soy de Moguer y tengo 28 años. Pertenezco a Afame desde hace poco más de un año. Soy técnica en cuidados auxiliares de enfermería y técnica en atención sociosanitaria. Me gusta mi trabajo porque puedo desarrollarme profesionalmente ya que puedo realizar las labores y tareas propias de mi formación, pero sobre todo como persona. Mi forma de ser encaja a la perfección con las necesidades de los usuarios y usuarias. Soy paciente, que es el primer requisito para poder trabajar con este colectivo, ya que esta enfermedad es crónica e irreversible, cada día va afectando más a la calidad de vida de las personas que la sufren. Además, es un empleo muy enriquecedor para mí porque son personas muy cariñosas y que se hacen querer muy rápido, de ahí el lema de nuestra Asociación: "Recuérdame cada día lo mucho que te quiero"

Mercedes Muñoz Zamudio. Llevo poco tiempo trabajando en Afame, desde febrero concretamente, y me encanta mi trabajo. Considero que es un trabajo muy especial el que se hace en Afame, tienes que tener vocación, y yo disfruto todos los días con los abuelos. Es además un trabajo muy dinámico, hay que cambiar constantemente de actividad. Todos los días se hacen ejercicios para ejercitar la memoria y para potenciar los sentidos (olfativos, gustativos, etc). Sin embargo, lo que yo considero más importante es darle cariño a nuestros usuarios y usuarias, que se sientan como en casa, que se diviertan, que bailen, canten, que pasen un rato agradable para que estén deseando volver. En definitiva, esto es algo más que un trabajo, en Afame formamos una gran familia, y yo personalmente estoy encantada de formar parte de ella.

José Antonio Fuentes Márquez. Soy natural de Moguer y tengo 41 años. Soy trabajador social y desempeño funciones de organización, coordinación, promoción y trabajo social dentro de Afame. Comencé como voluntario en octubre de 2016, y en enero de 2017 me contrataron como trabajador social. Desde entonces mi lucha ha sido una constante: mejorar todo lo posible la calidad de vida del enfermo y de sus familias, mediante la mejora de los servicios que ofrecemos. Para ello no queda más que aumentar la intensidad del foco que nos alumbra para que nos vean desde más lejos, colaboren en nuestra causa, se involucren, y se viva como realmente es: un problema sociosanitario de primer orden que pronto será considerado pandemia. Siempre he trabajado con colectivos vulnerables, este es el colectivo que más me está enseñando. No tengo más que palabras de gratitud hacía ellos, hacía mis compañeros y compañeras y hacía la Junta Directiva que dirige el rumbo con tacto y delicadeza.


Hemos creado esta organización para promover nuestra causa sin ánimo de lucro e informar a todo el mundo. 

 

    Nuestros miembros son muy diversos y les une un interés común: 

     

     

    • Nuestras actividades...
    • Taller de reminiscencias.
    • Taller estimulación cognitiva: lápiz y papel
    • Talleres didácticos
    • Taller estimulación sensorial
    • Taller estimulación multisensorial
    • Talleres de Nuevas tecnologías
    • Programa Gradior
    • eventos… 
    • y únete a nuestro equipo

     


     

    Cada vez somos más miembros.